Periodista vs Blogger

Jueves, Julio 10, 2014

Podríamos pensar que esas preguntas son fáciles de responder, pero en realidad no. Es más, pregúntele a cualquiera sobre eso y se encontrará fácilmente en un laberinto, teniendo una discusión que se puede ir por diferentes caminos.

Empecemos con que los bloggers se han ganado el título de periodistas ciudadanos, nos guste o no. Leyendo el libro Putting the public back in public relations de Brian Solis y Deirdre Breakenridge, encuentro que los bloggers son grandes influenciadores. Las barreras de entrada se han reducido de manera tan dramática que ahora casi todo el mundo puede compartir pensamientos, ideas, opiniones, observaciones y argumentos.

La capacidad de crear y publicar contenido es tan grande que esos mismos creadores se han convertido en una contribución para los medios tradicionales y no sólo para el consumidor final. Por lo tanto, los blogs, las cámaras de los smartphones, las etiquetas, las páginas y perfiles en redes sociales, etc, se han convertido en parte del movimiento de los medios ciudadanos con una fuerza desmedida. Incluso, los expertos en marketing están creando campañas especializadas que alcancen no sólo los medios tradicionales sino también esos medios ciudadanos o blogs.

Muchos bloggers están ahora al tanto de la información valiosa que una vez fue de total dominio exclusivo de los medios de comunicación tradicionales. Ese acceso combinado con la habilidad de publicar información instantáneamente significa que los bloggers le están ganando ventaja a los periodistas más de lo que nos imaginamos.

Pero claro, los mejores periodistas son totalmente diferentes a la mayoría de los bloggers. Ellos están entrenados en el arte y la ciencia del periodismo, ellos se adhieren a valores que apenas se están empezando a tener en cuenta en el entorno digital y entienden la diferencia entre los hechos y las opiniones.

Sin embargo, muchos periodistas han saltado exitosamente a los blogs y muchos de esos medios ciudadanos han opacado a periódicos, revistas y noticieros de grandes compañías de medios de comunicación, haciendo que pierdan visibilidad.

Al final de cuentas, hemos caído en la discusión de la que hablábamos al principio, pero nada es en vano. Gracias a ella podemos decir que:

  • Los periodistas también pueden ser bloggers.
  • Los periodistas que escriben online sin integrar los elementos de social media como comentarios, shares, etc, aún son periodistas tradicionales.
  • Los periodistas ciudadanos que tienen blogs y comparten su contenido a través de los medios sociales no son periodistas, sino que se clasifican como bloggers.

Como industria estamos madurando y estamos haciéndolo colectivamente. Tanto periodistas como bloggersestamos llamados a producir, digerir y compartir contenido sin discriminar a nadie y eso es lo que importa. Si empoderamos a todo el mundo y creamos conversaciones que nos interesan, todos seremos los ganadores de la batalla. Justamente, ese es el poder del Social media: la convergencia.

 

Posts más leídos

Suscríbase a nuestro blog

Twitter

Facebook