Los males de PR y otros “demonios”

Martes, Junio 11, 2013

PR: Hola, te habla Pep@ de Pep@ comunicaciones, cómo vas?

Periodista: Hola

PR: Te llamo para ver si recibiste el comunicado de prensa sobre XXX

Periodista: No, ¿cuándo lo enviaste?

PR: Humm, ayer pero ya te lo reenvío y te llamo de nuevo.

Periodista: Ok

Al rato…

PR: Hola, soy yo nuevamente Pep@, recibiste el comunicado?

Periodista: Si

PR: Y.. ¿Qué te pareció?

Periodista: La verdad no le he leído pero yo lo reviso y te aviso.

PR: Ok, si necesitas alguna entrevista me avisas porque tenemos voceros disponibles para ampliar la información.

Periodista: Bueno, no te preocupes.

Días después….

PR: Hola, te habla Pep@ de Pep@ comunicaciones, cómo vas?

Periodista: Hola

PR: Es que hace unos días te envíe un comunicado de prensa sobre XXX y no se si finalmente lo viste.

Periodista: ¿De qué era?

PR: Era sobre XXX

Periodista: ahhh si, lo tengo pendiente.

PR: :x?

Esta conversación hace parte del día a día de un ejecutivo en una agencia de relaciones públicas y de un periodista de un medio de comunicación, cientos de conversaciones similares se realizan a diario, debido a la cantidad de agencias y consultores que hay en este negocio, esto es un bombardeo indiscriminado para los periodistas que deben capotear a tanto PR, consultar fuentes, atender a su editor, cubrir a su compañero que anda en las Vegas trabajando como loco… En fin.

Me surgió la idea de publicar este post después de leer hace unos años un pequeño post titulado “Periodistas y relaciones públicas: yo te odio, tú me odias, nosotros nos odiamos” y que fue escrito a partir de los resultados de un estudio de News Aktuell y de ver varios comentarios en redes sociales de periodistas de medios de comunicación que se quejan constantemente de las agencias de PR.

No quise que este post estuviera basado solamente en mi opinión personal, por eso decidí consultar a algunos colegas en agencias y medios también colegas que estaban en medios y ahora están en “el lado oscuro de las comunicaciones”

Estas son las conclusiones generales de las conversaciones:

Cosas que los periodistas no soportan de las agencias de PR.

  1. La intensidad en las llamadas para hacer seguimiento a la información y en convocatorias a eventos, !Algunos periodistas afirman que en ocasiones tienen que desconectar el teléfono!
  2. La pregunta. “¿Sabes cuándo va a salir publicado para estar pendiente?” esta pregunta es considerada casi como una ofensa para un periodista.
  3. Algo que no toleran los periodistas es que se les ofrezca una entrevista cuando ni siquiera han leído el comunicado o el contenido que se le ha enviado; en PR como en otras profesiones, no hay que poner todos los huevos en la misma canasta.
  4. Que no tengan idea del perfil editorial que tiene el medio al cual están llamando. Es como si se intentara que Revista Fucsia les publique un artículo sobre el crecimiento en el uso de RFDI para la trazabilidad de los productos para un inventario.

Cuándo consideran útil la labor de PR

  1. Cuando se ofrece un contenido que tenga una historia, no folletos de marketing. Esto es clave, lo he dicho en anteriores post el contenido debe generar valor editorial, debe estar construido en función del público que lo va a ver, leer o escuchar.
  2. Cuando tiene buenos tiempos de respuesta y tramita las solicitudes eficiente y efectivamente.
  3. Cuando entiende los tiempos de los medios y no llama en horas críticas (Horas de cierre o consejos de redacción)

Qué características debe tener un buen PR

  1. Inteligente en la manera de abordar al periodista.
  2. Hábil en su forma de proponer.
  3. Minucioso en el conocimiento del medio, para que así le ofrezca lo que se ajusta a sus contenidos.
  4. Más intuitivo que mecánico. Hacer la gestión como máquinas no permite medir el error.
  5. Recursivo
  6. Proactivo

Bueno cerraré mi post con un párrafo que me compartió una querida colega que estuvo en medios y ahora en agencia:

“Creo que todos…de un lado y de otro estamos ejerciendo un trabajo…y nuestras capacidades no merman, no cambian…nuestra calidad es la misma, y debe imponerse. Debemos demostrar qué tan buenos periodistas somos… Me atrevería  a sugerir que todo aquel que se llame un buen periodista o comunicador social, alguna vez en su vida debería pasar por una agencia para así entender cómo funcionan, sus alcances, sus estrategias, sus luchas internas. Entender el arte de saber llegar a distintos lectores y jefes (clientes-periodistas-público final) con un par de cuartillas, 30 segundos en radio o 2 minutos en televisión. Todos deberíamos aprender a respetar el rol que desempeñamos en este momento de nuestra vida y entender que más allá del trabajo y del preciado tiempo de todos, el hombre o la mujer también están allí, detrás de cada llamada, pin,  mensajito, o correo electrónico. Finalmente el SER HUMANO es el que día a día debe imponerse.”

Mi próxima entrada será sobre lo que nos molesta a los PR de los periodistas, espero sus comentarios para alimentar mi post.

Suscríbase a nuestro blog

Tags: 

Twitter

Facebook