Cambio organizacional como aspecto positivo

Martes, Diciembre 18, 2012

La palabra cambio en la empresa puede generar a veces sensaciones de malestar, incertidumbre o por el contrario mucha expectativa y sensación de bienestar. Dependiendo del ambiente y clima laboral que se percibe en la organización, es necesario entender en el contexto organizacional el significado de cambio y cómo podemos verlo reflejado en nuestros comportamientos y acciones individuales para conseguir el objetivo planteado.

Para tener mayor claridad hay que comenzar por entender el significado de cambio refiriéndonos a la alteración o transición de una situación a otra protagonizada por individuos y modificando la cultura de la organización. A veces entenderlo como un tema positivo resulta difícil porque nos hemos acostumbrado estar en una zona de confort donde cualquier movimiento diferente generará incomodidad, angustia, incertidumbre y la sensación incierta de lo que va a pasar.

Resalto entonces la importancia de los objetivos en la organización y la forma de llegar a ellos a través de la estrategia planteada que nos traza el camino que debemos recorrer. Sin embargo, al no tener la certeza completa de lo que va a ocurrir en el trayecto, nos encontramos siempre con obstáculos que vencer para llegar a la meta y por eso es necesario cambiar. Cuando las acciones planteadas no están dando el resultado esperado se debe recurrir a alternativas distintas, individuales o grupales que permitan alcanzar ese objetivo.

A manera individual experimentamos cambios sin darnos cuenta a veces, en nuestra forma de vestir, de hablar o de caminar. Pero interiormente crece la necesidad de transformación y convertirnos en algo más de acuerdo a nuestros propósitos. Para ello es necesario cambiar y entender ese cambio como algo que dará resultados muy positivos en la vida. Por ejemplo cuando entramos en una dieta y cambiamos por completo nuestro estilo de vida, aunque el proceso implica esfuerzos y sacrificios, sabemos que todo lleva a lograr un objetivo muy claro, cuidar nuestra salud para tener una vida larga y feliz.

Lo mismo ocurre en las organizaciones, algunas se quedan haciendo las mismas funciones los mismos planes sin darse cuenta que afuera está creciendo una fuerza competitiva inmensa, por eso, no se pueden quedar dormidas y estar atentas siempre a las exigencias del mercado interno y externo. Para que desde el núcleo de la organización se puedan ofrecer propuestas de valor e innovación al público exigente.

“En el entorno actual de los negocios, con sus rápidos cambios, es necesario mantenerse delante de lo que sucede en el medio externo si se desean conservar los clientes, consolidar la participación en el mercado, superar a los competidores o aprovecharse de las nuevas oportunidades de negocios. Esto significa una anticipación a las tendencias o cambios en el entorno político  que puedan afectar el clima de negocios, e incluso a las nuevas tecnologías y descubrimientos científicos que pueden modificar de un día para otro la naturaleza de nuestros negocios”, habla Patricia McLahan en su libro Cómo gestionar bien el cambio.

Si se quiere llegar al éxito a través de procesos de cambio valederos es obligatorio en las organizaciones establecer sus objetivos y de acuerdo a ellos actuar correctamente para alcanzarnos. Es importante para el crecimiento y realización de la compañía generar procesos de cambio positivos en donde la cultura de la organización no se vea afectada y por el contrario se fortalezca cada vez más gracias a los valores y creencias positivas que estos generan.

La innovación será siempre un valor agregado al cliente y la implementación de cambios para procesos novedosos generará un mejor desempeño de los empleados comprometidos. La implementación de procesos de cambio positivos en la organización requiere primero, un apoyo en los procesos de trabajo, gestores o líderes que ayuden a gestionar bien el cambio y coherencia desde el departamento de recursos humanos.

De esta manera en la organización no se verán los cambios tan drásticos y tendrán oportunidad los empleados de contribuir a gestiones de cambio que los ayuden a ser mejores profesionales y obtener un mayor compromiso con su empresa, por eso aunque el cambio nos suene a veces a “reestructuración” o temas negativos y de incertidumbre, hay que entenderlo mejor como procesos en busca de alcanzar un logro o varios para el éxito de la organización en el mercado.

Parte del ensayo presentado dentro de la asignatura Cultura y Cambio Organizacional en la especialización de Gerencia de la Comunicación Organizacional de la Universidad de la Sabana.

Suscríbase a nuestro blog

Tags: 

Twitter

Facebook